sábado, 10 de diciembre de 2011

DESVENTURAS DE UN CHINCHORRO


¡Hola a todos! Siguiendo con la iniciativa de escribir historias sobre pequeños relatos que ustedes me envían quiero invitar a quien quiera participar a comunicarse conmigo a

nidaeldore@hotmail.com

Hoy tenemos una nueva historia. La misma fue parte de la vida de Marinel del blog


quien me la cedió para que se la escriba  y cuente. Espero les guste..

DESVENTURAS DE UN CHINCHORRO


Muchas embarcaciones llevan a bordo un pequeño bote a remos que hace las veces de salvavidas y utilitario. Cuando navegan, para despejar superficie en cubierta, esta es remolcada desde el barco con una soga atada a popa. Así esta pequeña embarcación nula para navegar mares, por si misma, los recorre de igual manera remolcada por la embarcación mayor, vaya donde vaya,como el gris dentro de una sombra, cachalote de madera o una rémora sobre las aguas. A ese bote se lo llama chinchorro.

Así. Marinel. Todos los veranos era el chinchorro de su hermana casada. Compartía con ella, su cuñado  y sus sobrinos los numerados y correlativos siete días de una semana.  Convirtiéndose en la extensión de esa familia adonde quiera que vayan.

Pero…

Ese verano fue distinto. Había venido también un sobrino de su cuñado. Guapísimo este y simpático por demás desde el primer día empezó a mostrarse servicial y lleno  de atenciones con  Marinel quien rindió sus catorce años a los dieciséis de él, quedando rápidamente prendada. Y como era previsible para el despertar de esa edad se dejó arrastrar en ese enamoramiento que la embargaba convirtiéndose en chinchorro de él, como antes lo fue de su hermana.

Marinel era feliz siguiéndole a todos lados, corriendo y saltando alrededor de su héroe, doncella tras su príncipe, dama por su caballero. Imagen idolatrada. Tan enamorada estaba que le dio hogar a toda una colonia de mariposas volando dentro de su panza.

Hasta un día…

Marinel, recostada en la arena junto a él, dibujaba un corazón sobre la playa…

El sol, desde el cénit, arquero en ascuas,  una y otra vez tensaba  el arco, en su asedio incansable de saetas doradas

Las olas apasionadas se entregaban a la arena en un flujo y reflujo de besos dejando huellas de espuma blanca.

Las arenas húmedas levantaban  sus castillos de arena clamando por los cuentos  de caballeros y hadas.

Y las gaviotas, extendiendo sus alas, surcaban el aire en un ensayado ballet con coreográfica danza.

Fue entonces que...

Un pequeñísimo insecto “Vespidae de la familia de los Himenópteros Apócritos”. – Según Wikipedia - Mucho más  insignificante que semejante nombre científico acudió en forma de avispa, sobrevoló a Marinel deteniendose sobre su panza. Logrando que ella aterrorizada soltara un par de agudos chillidos a la par del batir de sus manos para alejarla. Grande fue su sorpresa al escuchar después unos gritos mucho más fuertes que los suyos y  advirtiendo quién era el que gritaba.

De pronto. Se volaron todas las mariposas de su estómago. El sol no fue más que el sol. Las aguas olas en retirada. Los castillos se fueron con el agua y las gaviotas ya no volaban.

Mientras su héroe, su caballero, su príncipe, Aquél que hasta hacia apenas un rato idolatraba, corría en el horizonte agitando sus brazos como aspas de molinos, chillando como una marrana.

Y allá quedó Marinel, Sorprendida.  Con la boca abierta. Triste y desilusionada. Sin barco a quien seguir,  como un chinchorro arrancado de su cuerda y arrastrado por las olas a un naufragio solitario sobre esa playa, donde las pisadas de los veraneantes pisotearon un corazón hasta borrarlo durante los siete días de una semana.



Video sugerido: Luis Miguel - Cuando calienta el sol
Recuerda apagar el reproductor de la página antes de dar play al video.


41 comentarios:

  1. Un Chinchorro, ha sido comparada con la hermandad de marinel, estoysegura que cuando una relación en familia se hace necesaria es poruqe cubre aspectos de manera satisfactoria en ambas partes. Loque es penoso peroal tiempo una suerte es haber concido relamente al príncipe encantado de Marinel, claro en circunstancias penosas pero que cumplen con el dicho que dice "Mejor sola que mal acompañada". Para eseo son las relaciones, para conocerse y si lo que alcanzamos a conocer no empata en nuestra vida ¡Es una Fortuna! darse cuenta no años después. Un aplauso a Marinel y a Daniel Eduardo. Mi cariño a los dos

    ResponderEliminar
  2. La vida te decepciona en muchas ocasiones, vemos a ciertas personas mágicas, casi inmortales, en momentos así los vemos tal cual son y ahí vine el desencanto, pues el hechizo de fue.

    Un beso enorme a los dos.

    ResponderEliminar
  3. Hay veces en la vida en que uno va como un Chinchorro hasta que te das cuenta de que ese no es tu sitio y entonces decides sotar la cuerda que te une a él. Bonita historia.
    Aunque no lo creas he escuchado la canción, jeej y creo que lo que mejor hace es cantar boleros, que aunque confieso que no me hacen mucha gracia, este es un maestro en ello.
    ejje comentario musical mañanero, jajaja
    un abrazo amigo
    Näkemiin

    ResponderEliminar
  4. Ja,ja,ja
    Qué bien has vestido aquella anécdota de entonces cuando mi príncipe se hizo rana y además chillona...
    ¡Ays qué fáciles de engatusar por la imaginación somos de adolescentes y de la misma manera con un sólo gesto,somos capaces de alejar esa ilusión óptica más bien.
    Te la conté porque me pareció divertida,(no en su momento,claro)pero tú has superado con creces mis expectativas respecto a esa "historiecilla" sin importancia.
    Recuerdo que pensé aquel día que no me sería posible seguir enamorada de un chico más cobarde que yo,ya ves...
    En fin, que gracias por este regalo tan hermoso.
    Besos miles.

    ResponderEliminar
  5. Mis felicitaciones a los dos, siempre es inquietante leer vuestros textos.
    feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Daniel,me encantó,ja,ja,ja..todo su castillo se derrumbó con la flaqueza de su príncipe azul...pero no todos los príncipes son perfectos.
    Besos a tu alma.
    Tamally maak

    ResponderEliminar
  7. Muy divertido, pero pasan esas cosas de vez en cuando. Nuestro enamorado se transforma en una ranita asustadiza que huye timorato como un cobarde.
    Fue divertido leerte.

    ResponderEliminar
  8. Ha sido tan deliciosa y divertida que todavía sigo riendo al pensar en el pobre chico tan asustado. Pero así y todo salgo en su defensa porque a mi me pico una avispa en una pierna y resulto que eramos alergicas.

    La avispa porque cayo fulminada despues de su ataque y yo porque estuve quince días con la pierna hinchada y tuve que ir dos veces a urgencias.

    En fin, me alegra que todo terminara bien y no le picara a ninguno de los dos, que caballeros andantes hay muchos por el mundo.

    Un beso de domingo para la delicadeza y el arte que derrochas en cada uno de tus escritos.

    ResponderEliminar
  9. Un principe que se convirtió en sapo por una minúscula avispa...
    Jajaja, que hermosa historia de Marinel, me ha encantando ese enamoramiento juvenil...
    pero sobre todo, me ha gustado muchísimo como lo has dibujado..
    Esas palabras utilizadas, tan poético, el sol, el horizonte, la arena .. la espuma del mar..
    Ciertamente Midael, lo has rellenado todo de una dulzura que parecia que estabamos viviendo un verdadero cuento de hadas. Pura magia.
    Tienes mucho talento lo sabes verdad??, pues lo tienes.

    Un relato muy divertido y muy bien contado.

    Besitos para Marinel... y para ti... también... ¿cómo me voy a ir sin darte un beso del mediterráneo? pues ea...
    besos para los dos.

    ResponderEliminar
  10. Daniel, me he reido mucho leyendo tu escrito!
    aleccionador además!!
    Felicitaciones a los dos.
    Buen post
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Ese arrebol enamorado que a veces visita nuestro corazón y nos hace ver, con maravillosos colores, la magia del amor, no entiende de edades, aunque se sea mayor, siempre estamos abiertos a recibir ese arrebol.
    Lo malo, es comprobar, que ese arrebol se aleja, que nos decepciona o simplemente deja de brillar con la misma intensidad.
    Desde mi casita, os quiero dejar a los dos, un fuerte abrazo por tan bello relato y me alegra que fuera mi querida Marinel la protagonista.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, qué divertido, se asustó de una avispa y a Marinel se le cayó la venda de los ojos.

    En cuanto a lo de ser chinchorro, cosa que he aprendido hoy, que no sabía lo que era, hay que saber soltar lastre a tiempo, que igual puede ser un trabajo muy penoso y restarte libertad. Es una humilde opinión.

    Besos Daniel.

    ResponderEliminar
  13. Gracioso relato. Asi pasa, cuando somos jovenes, vivimos en un mundo de fantasia,nos desencantamos de alguien, por que le atribuimos características de super heroes o de heroinas. Me gustó mucho, me trajo a la memoria, un caso parecido.


    Merry Kisimusi!!

    ResponderEliminar
  14. Una anécdota que, bien hilada, se convierte en una historia de esas que no se olvidan.

    ¡Eres grande, Daniel!

    Mis saludos también para Marinel, ahora voy para tu casa, con tu permiso.

    Besos mil desde mi refugio, hoy nostálgico (y tú tienes un poco la culpa, que lo sepas jejejeje)

    Sigo Soñando.

    ResponderEliminar
  15. Qué bien has narrado¡¡
    Me he reído mucho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Daniel, muchas veces nos ponemos una venda en los ojos y no vemos lo que realmente tenemos delante de nosotros, ya que nos dejamos deslumbrar por la "fachada" de las personas y no miramos mas allá que es lo que debemos hacer, y aunque te lo estén diciendo tu no lo ves hasta que pasa algo así y los castillos y todo lo que habías construido como dice el relato se lo llevan las olas, te lo digo por experiencia propia, creo que todos en algún momento de nuestras vidas hemos sido Chinchorro, bonito relato Daniel, el vídeo no te digo nada ya que no soporto a este cantante, lo siento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Dani : me encanto esta original historia ,todas alguna vez nos desenamoramos de algún chinchorro ,por sus aptitudes o alguna que otra cosa un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  18. Chirriando como una marrana...

    Demoledor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hola a tod@s,con permiso de Nidael,os contaré otro secretillo:
    Soy alérgica a las avispas...y él parece ser que también lo era,así que el pobre al verla acercarse huyó despavorido tal como lo habría hecho yo,por supuesto.
    El caso es que a los catorce,me creé todo un mundo a su alrededor,(era un bombón)y claro escucharlo chirriar histérico dando manotazos a diestro y siniestro por toda la playa,deshizo el encanto.
    Ahora en la lejanía,pienso en que no hubo más que una muy fértil imaginación de mi lado,porque el chico creció y fuimos buenos amigos que reían recordando aquella escena.
    Besos a tod@s y gracias.

    ResponderEliminar
  20. Corregido "chillando por chirriando"

    Gracias Toro

    Te debo una...

    ResponderEliminar
  21. Hola Marinel..ayy yo tambien soy alèrgica a las avispas..yo tambien hubiese corrido como ese chico..jajaa..no importa a quien le hubiese roto el encanto pero yo tambien hubiese chillado como un marrano..mm.bueno marrana..jajaa..

    Gracias Marinel por compartir tu anècdota.
    Gracias Daniel.
    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  22. Que bien has relatado Daniel este recuerdo de Marinel, gracias a ambos por compartirlo.

    ResponderEliminar
  23. Con demasiada frecuencia nos engañan los sentidos y creemos ver lo que soñamos y no la realidad. ¡Buen relato!

    ResponderEliminar
  24. hola Daniel,
    hola Marinel,

    muy simpática la historia.
    pero en serio...jaja.. yo también me río.. A mi me ocurrió una vez, que una avispa se enredó en mis cabellos, yo la quise espantar sacudiendo mi cabello con la mano. Pero!.. que ocurrió? --> que la avispa también se asustó al igual que yo, y al tocarla con mi mano revoloteando mi cabello, me dió semejante punzada, picada , que el brazo se me durmió por unos segundos y tuve un dedo hinchado por varios días!
    Eso es muy doloroso!..
    Yo gritaría también! o correría también!

    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  25. jajajajajaja qué arte tienes!!

    A Marinel un aplauso grandísimo por ver la luz y alejarse de aquel falso príncipe, más gritón que ella :)

    y para ti un abrazo doble

    ResponderEliminar
  26. Jajajaja, me rei mucho leyendola, no me esperaba ese final, como siempre disfruto bastante tus historias, marinel gracias por compartirla, en cierto sentido me alegraron el día, así es la vida, el que pinta de principe azul termina siendo un perro cobarde.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  27. El sabor agridulce del desengaño...que a esa edad llega a límites insospechados...pobre. Me la puedo imaginar llorando, abatida...en la orilla.

    Precioso relato, y preciosa tu forma de escribirlo.
    Me encanta leerte Daniel, gracias...muchas gracias por existir.

    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
  28. Acabo de subir una nueva entrada...quiero mandarte mí historia por mail; me encantaría formar parte de tu proyecto! Ya voy a hacerlo!!

    ResponderEliminar
  29. Ay pobre damita que desilusión...!, la verdad es que visualizando al "valiente" corriendo y gritando por toda la playa por una avispa me sacó una carcajada, pero después me dio pena Mariel, pobre..., eso es muy triste a cualquier edad (supongo).

    Besitos para Mariel y para ti.

    ResponderEliminar
  30. Jajajaja, te salió muy divertida la historia de la avispa.
    Aunque sentí pena por Mariel, pobrecita.
    Un besazo por la colaboración de los dos.

    ResponderEliminar
  31. Cuando el pànico aparece perdemos todas ls composturas y podemos gritar como animales en el matadero.Recuerdo que entrè con mi cuñado Al Pasaje del Terror, entramos con sonrisa y para reirnos del miedo que iban a intentar darnos esos artistones, puedo confesar que nos crearon tal pànico que mi cuñado y yo corriamos por los pasillos gritando de terror, bueno y todo el grupo que habìa entrado con nosotros tuvieron que sacarlos por la puerta de emergencia.Es un verdadero espectàculo realizado por unos artistas increible.Asi que entiendo al chico si le llegò el pànico.

    un fuerte abrazo
    fus

    Felices Fiestas

    ResponderEliminar
  32. Ya, tiempo ha, el mismísimo Don Quijote creyó cer gigantes en unas simples aspas de molino...
    No se arredró una micra el infeliz 'felix leo' al ver invadida su melena por un ejército de marcianos, minúsculos...revoloteando al fin.
    La historia tiene hasta su parte de moraleja.
    jejejeje, con la avispa...

    ResponderEliminar
  33. Hoje estou aqui para agradecer sua amizade .
    E desejar um Santo Natal a você e sua familia preciso acarinhar minhas lindas
    amizades fico temerosa de deixar alguém sem passar no blog.
    Esta postado no meu blog um presente de Natal feito com muito carinho.
    Caso gostar esta a seu dispor e louvo a Deus por pelo previlégio de conhecer você.
    Que perdure para sempre esse carinho essa amizade tão linda te amo ..te amo..
    Beijos no coração .
    Vou continuar te seguindo e te amando sempre.
    De mãos dadas rumo ao futuro.
    Evanir

    ResponderEliminar
  34. Hola Daniel!!
    Divertida anécdota y muy bien llevada por ti!!
    Sabes contar muy bien las historias,felicidades!!... y muy buena la música también.

    Hola Marinel!!
    Pobre damisela en apuros,a los ojos de la juventud es fácil crear principes,para a no tardar,convertirlos en niñatos asustadizos.
    Pobre!!!,si era alérgico,jaja!!

    Un beso para los dos!!

    ResponderEliminar
  35. Daniel,el look de tu casa me gustó mucho al igual que la frase que tienes debajo de la cabecera...Felicidades!!
    Estoy de acuerdo con lo que escribe estrella...Besos para los dos ha sido un placer leeros.
    Aprobecho tambien para agradecerte tus visitas a mi casa...Besos.

    ResponderEliminar
  36. Hola,preciosas letras van desnudando la pura y genuina belleza transversal de este blog,si te va la palabra encadenada, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos numantinos...

    ResponderEliminar
  37. Vuelvo solamente para desearte una muy feliz Navidad.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  38. Cuantas desilusiones en el aire!!...Me ha divertido mucho esta historia,felicidades Daniel por tu forma de escribir...besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  39. Una entrada muy divertida, y muy bien narrada como es normal en ti Daniel,es un placer leerte...Disculpa mi tardanza....esta es la segunda vez que intento publicar el comentario sin éxito, a ver si ahora hay suerte....Que pases un feliz fin de semana...Un beso

    ResponderEliminar
  40. hola Daniel,

    encontré la letra de esta canción y por eso te la regalo - como siempre - ya tu sabes que me gustan las canciones -

    Cuando calienta el sol aquí en la playa,
    siento tu cuerpo vibrar cerca de mi;
    es tu palpitar, es tu cara, es tu pelo,
    son tus besos, me estremezco, oh, oh, oh!
    cuando calienta el sol aquí en la playa,
    siento tu cuerpo vibrar cerca de mi,
    es tu palpitar, tu recuerdo, mi locura,
    mi delirio, me estremezco, oh oh oh!
    cuando calienta el sol.
    ...aquí en la playa...
    ...cerca de mi...
    es tu palpitar...(se repite)


    ***

    El video es muy seductor, provoca ir a la playa..jaja


    un abrazo amigo^^

    ResponderEliminar

Déjame un comentario y sera la huella que me lleve hasta tu casa