viernes, 22 de junio de 2012

Dos monedas en la fuente


Dos monedas en la fuente



La moneda, lanzada al intercambio de un deseo, dio dos vueltas en el aire y un chapuzón en el agua antes de descender, lentamente, hasta el fondo de la fuente donde quedó cara arriba, justo enfrente de otra moneda de igual valor que la miraba.

Así quedaron, las dos monedas, desafiantes cara a cara.

Beatriz. Intentaba poner romas las afiladas aristas de sus palabras. No quería dañar… No quería herir… Pero, sabía que igualmente lastimaba…

-¡No tuve intención de herirte! Simplemente sucedió…-

Su amiga la escuchaba, moviendo con pesadumbre la cabeza mientras se esforzaba en detener el tembladeral de sus manos ocultándolas detrás de su espalda.

-…me enamoré de él sin quererlo y ahora no puedo dar marcha atrás. Sé que tú lo querías…sé que él te quería… Pero ahora todo cambió… Ahora me quiere a mí y yo a él. ¡Lo tienes que aceptar! –

Su amiga bajó la cabeza queriendo hallar en el piso las perdidas pisadas de sus fugitivas palabras y tan solo encontró baldosas de mudez y un pedazo de cemento para el nudo en la garganta. Dolía, lo que Beatriz le decía. Dolía el pensar que ese hombre ya no era suyo y dolía aún más saber que ya no era a ella a quien amaba.

Tan amigas antes y hoy…

Dos lobas retorciéndose, heridas, en el mismo cepo, atrapadas
.
Dos impalas apuntando testa con testa sobre el verde interminable de la sabana.

Dos mascarones de proa de galeones enfrentados en su suerte de metralla y pólvora al fragor de la batalla.

Dos mujeres que amigas, se encuentran de repente, por un hombre, enfrentadas.

Beatriz guardo silencio al ver pintarse en el rostro de su amiga rasgos de dolor enmarcados, desde sus ojos, por dos finos hilos de plata

Y allá quedaron en la fuente las monedas arrojadas, por distintas manos y días, para un mismo deseo que, a más de cumplirse, irremediablemente las condenaba a una muerte lenta de tiempo y herrumbre, inconscientes de historias humanas, una junto a otra, debajo del agua, cara con cara.


Amiga mía - Valeria Linch
Acuerdate de apagar el reproductor de página antes de dar play al video






43 comentarios:

  1. La amistad debería ser conservada por sobre todo, y esto solo se puede conseguir siendo honesto y respetando a ti mismo y a quien tienes delante.

    Besos Daniel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido sobre tus valores sobre la amistad. Pero el amor...

      Besos

      Eliminar
  2. Hola Dani!!!! buenisimo el relato...historias reales :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Precioso relato! Me encantó la parábola de las dos monedas en el fondo de la fuente. ¡Bravo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco: son en verdad alentadoras tus palabras.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hola Daniel

    Buenos días! Aqui hace horas ya estrenamos el alba de un nuevo día, mientras tú quizá recorriendo esos areópagos o limbos del quinto o septimo sueño sureño...pues no puedo no desearte, dulces sueños...

    Me gusta la breve historia con prosas cultas señalando apenas un instante frente a la fuente, en que se repite un pasaje tan común y tan vidrioso; como es el desamor, el amor que se muda, la otra....dos mujeres... un camino...y como testigo la fuente receptora y muda y un fino hilo de plata que emerge de los ojos como paga de un invierno en el alma....

    Un abrazo de sábado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Guauu!Soy consciente que es lector el que finaliza los textos dándole la interpretación que más le asemeja. Pues tu has acabado espléndidamente el mío con tan solo agregarle un par de palabras, que bien lo hermosean por cierto.

      Gracias por la devolución
      Otro abrazo para ti

      Eliminar
  5. ¡Ay, madre! Dos impalas, dos amigas enfrentadas, dos vertientes de río, dos compartimentos estancos por un qué sé yo de amor no solo perdido, sino, lo que es peor, incomunicado inconcebible,imposible...
    Dos mujers, dos mascarones de proa, dos lobas y un solo pastor.
    La historia que se repite y se repite y vuelta a empezar.
    Guapo relato, Dani
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar: Las historias se repiten incesantemente.
      Es un sentimiento tan caprichoso el amor.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Hola Dan, un placer seguir tu huella que me ha traído hasta este otro estanque de historias. Esta es muy trágica, aunque sólo se insinue el final. Yo, Beatriz, en cambio, creo en la amistad y no creo que podría cambiar a una gran amiga por ningún hombre...pero la vida a veces nos juega trucos.

    Saludos y gracias por invitarme a este tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mio de tenerte aquí, Haz de esta tu casa. cada fin de semana habrá una sillón y una copa esperándote al estreno.

      Besos mil

      Eliminar
  7. Amores pueden venir muchos, pero amistad verdadera y de corazón poca, además, eso no puede salir bien, estaría siempre pendiente de su rival y poo caso haría a su pareja, y el pobre hombre en medio y seguro que sin enterarse de nada, y yo aquí montandome la película, jajajaja.

    Besos Daniel.

    ResponderEliminar
  8. Dos monedas en la fuente, dos mujeres cara a cara.

    Me encantó tu relato amigo Daniel, es un placer venir a saborear tus textos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ayyyy el amor, el amor y sus jugarretas, cuando olvidamos sagrados como la amistad
    Por eso es mejor salir corriendo como alma que lleva el diablo, ante un primer signo que asome armando la trampa
    No me quisiera ver de ninguno de los dos lados, ni en mis pesadillas!!!!!

    Besos escritor!
    Buen finde!!!

    ResponderEliminar
  10. "Dos lobas retorciéndose, heridas, en el mismo cepo, atrapadas".

    Los valores ante todo Daniel, puedes disfrutar de un amor sabiendo que has lastimado?

    Los amores perduran? o son las amistades?, pareciera que todo gira alrededor del amor de pareja, no lo veo así, es solo una parte del complemento, si algo falla el resto no esta bien y terminará por caer.

    Tengo muchos amigos y jamás pasaría por mi mente la traición a ellos, que te digo?, puede ser la mala educación pero jamás lastimaría a quien me ha ofrecido su confianza y amistad.

    Besitos mil Daniel

    ResponderEliminar
  11. Un relato que enfrenta a dos personalidades que aman de distinta forma aunque su final es el mismo. Enhorabuena

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  12. Hola Daniel!
    Bello relato, de algo que suele suceder...
    Cuando alguien deja de querer hay que aceptarlo, de nada sirve pretender que nos amen como nosotros aún amamos. Puede ser doloroso saber que ahora está con otr@, más si es@ otr@ es amig@, pero si se ama de verdad se debe querer lo mejor para esa persona, aceptar sus decisiones y que sea feliz...
    Un abrazo!


    RoB

    ResponderEliminar
  13. Hermosa entrada, Daniel. La amistad debe conservarse ante todo. "Dos mujeres que amigas, se encuentran de repente, por un hombre, enfrentadas" Gracis a Dios nun ca me he visto envuelta en un situación asi.

    Bexos

    ResponderEliminar
  14. No debería nada, nunca, romper una buena amistad, ni siquiera el amor, pero es así de cruel, no se conforma con romper pasiones, sino que también, mete su hocico, para acabar una buena relación...Un placer leer tus letras Daniel...que tengas un bue día de San Juan, y como es mágico, pide algún deseo...besos mil.

    ResponderEliminar
  15. Dos vidas impersonales, una junto a la otra.
    Dos vidas personales, una después de otra.
    Una simbiosis estupenda, la que se ha producido
    con tu magnifica pluma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Muy buen relato que lei ayer pero que no se porque no pude comentarte.
    Siempre que hay un tercero en discordia pasa que la amistad entre los otros dos se pierde.
    Buen relato amigo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. uyy.. que mala jugada del destino..creo debería haber una Ley que prohiba enamorarse de la pareja de una amiga.. pero claro está que el corazón no sabe de leyes, debe ser muy doloroso perder al amor de nuestra vida pero más aún saberlo en brazos de nuestra mejor amiga.. que mal !!

    Buen domingo querido amigo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. hola Daniel,
    la tristeza de la historia no se me escapa, dos personas que se apreciaban se alejan y no desean algo bueno para ellas.
    Otra historia que se ve a diario nos regalas

    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  19. Daniel, Genial tu relato, el final me ha encantado, buen inicio de semana, un abrazo

    ResponderEliminar
  20. El azar las enfrentó y el tiempo las pudrirá.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Ya los pedí,cuando te visité...no creo mucho es estas cosas, pero no cuesta nada,por si a caso,que tengas un comienzo excelente de semana..besos de luz..

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado mucho tu relato, historia real y triste a la vez. Pero el destino... No me gustaría encontrarme en esa situación.
    feliz domingo de san Juan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola Daniel, ante todo perdón por mi retraso esta semana, estuve unos días disfrutando del agua salada y la brisa del mar que sucumbe por completo a mi retina, he de confesarte que pocas cosas interrumpen mi reencuentro con el y todo lo que me aporta y que esta vez tuve varias lagunas en mi descanso cuando la intriga me invadía por saber de tu nueva entrada, gracias por engancharme a tus relatos, logran evadirme e implicarme en ellos.

    En cuanto a tu post ¿quién no ha tirado alguna vez una moneda a una fuente para intercambiarla por un deseo?, a pesar de que los dos deseos coinciden con esas dos monedas, está claro que quien decide no es el destino, sino el hombre del que habla el relato, el es el único capaz de decantarse en ese caso hacia Beatriz muy a pesar del dolor de su amiga.
    Cuando el amor se acaba no nos queda otra que aceptarlo y reconocer que se acabó por causas ajenas o propias a nosotros mismos, puede reprocharle a Beatriz que él ya no este con ella, tal vez debería mirarse a si misma y reconocer que es lo que le faltó a su lado, esta claro que cuando el amor se escapa de nuestras vidas es porque nuestro ser ya no lo alimenta como debiera, alimento que Beatriz le ofrece generosamente a espíritu y su corazón abierto.
    Si no lo entiende no solo perderá a su amor, sino también perderá a su amiga, el amor es así, llega y se va cuando menos lo esperas, te empuja, te eleva y se va, vuelve y juega contigo, y tu lo dejas, te atrapa sin apenas darte cuenta y se queda contigo para siempre, nada puede detenerlo,no depende de nosotros, el amor sabe que es el rey
    y como tal se burla de nuestros corazones y a su vez los hace los mas dichosos, se halla en los sitios mas insospechados, en las circunstancias mas insólitas, puede que incluso te haya invadido ya y no te des cuenta, sin embargo la amistad,la permitimos entrar con consentimiento, hemos de cultivarla y defendedla, de disfrutarla y conservarla, cuando se escapa difícilmente vuelve a ti.
    Luego... ¿Quien es el culpable, el corazón de Beatriz? por dejar rendirse al amor.
    ¿El corazón de él? por decantarse por Beatriz que le da el sustento que su alma necesita.
    ¿El corazón de su amiga? por haber dejado de alimentar tal vez inconscientemente al hombre que aún sigue amando.
    ¿O el destino? por ser caprichoso y desafiar a estas dos amigas como el que se juega un torneo, como aquellas monedas silenciosas una frente a la otra.
    El hombre se ha decidido por Beatriz, sin embargo pienso que la responsabilidad de la rivalidad es del destino, una vez más nos pone a prueba y nos hace renunciar a unas cosas para poder obtener y conservar otras, he aquí el precio que estamos dispuestos a pagar para conseguir lo que deseamos.

    Un abrazo enorme mi gran amigo, Amparo

    ResponderEliminar
  24. Triste enfrentamiento del Destino, Daniel, pero tal vez dos deseos encontrados se anulen.
    Muy buen texto, amigo.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  25. Me encantó en relato Dani, la metáfora de las monedas estupenda, pero todo el texto ésta escrito estéticamente...una historia como habrá tantas iguales, pero tu pluma las convierte en especiales.

    Cariños y buena semana.

    ResponderEliminar
  26. Hola Daniel, me gustó tu relato de las dos monedas, triste destino el de estas amigas, con dos deseos anulados.
    Todos hemos tirado alguna vez una moneda a alguna fuente, yo la tiré y no se me cumplieron mis deseos.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  27. Has sido seleccionado para los PREMIOS CURIOSOS, puedes consultar las intrucciones en éste apartado de nuestro blog.
    Muchímas gracias y sigue así con tu blog ;)

    http://curiosidadesdelavida93.blogspot.com.es/p/premios-curiosos-este-es-el-apartado-de_26.html

    ResponderEliminar
  28. El encuentro inevitable frente a un suceso propiciado por el perverso destino,capaz de desunir algo hermoso como la amistad,por ese otro sentimiento que no siempre conlleva felicidad a raudales:
    El amor.
    Buen relato como es habitual en ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Muitas vezes achamos que não temos mais o que fazer, que desistir de tudo é mais fácil,
    que continuar a lutar seria exaustivo, um fardo por vezes insuportável.
    infinitos problemas que atravessam nossa vida quando menos esperamos, nos levam ao desânimo e ao medo,
    à noites em claro o cansaço. Acontece com todo mundo, mas às vezes parece que só acontece conosco.
    Muitas pessoas acreditam que sou muito forte e que tiro tudo de letra mesmo vivenciando experiências difíceis.
    Verdade que sou forte, que luto, que acho forças aonde não existe mais nada.
    Verdade também que não desisto fácil, que sou determinada e que sou teimosa
    Eu fico triste sim, eu choro, eu me desespero, eu me irrito, mas hoje muito menos que antes.
    As dores me ensinaram a respeitar a vida,
    Sei que hoje que a passagem pela Terra é curta.
    E resolvi fazer o melhor uso possível dos meus dias.
    Não me rendo ao pensamento que a vida é só uma sequência de problemas, a vida é também uma sequência de soluções.
    Mas, elas existem e podem demorar, mas vêm.
    Luto muito, mas nada disso seria completo se eu não tivesse fé.
    E se sou forte, é porque sou uma mulher de fé, e minha força vem de Deus.
    Minha tarefa ou minha missão esta quase completa.
    Fico imensamente feliz em ter você fazendo parte da minha vida.
    tudo que mais desejo é ter sempre a sua amizade
    para mim tão preciosa.
    Sempre vou te agradecer pelo carinho e amor
    que recebo de você.
    Hoje vim te deixar um carinhoso beijo
    também matar as saudades.
    Carinhosamente.
    Evanir..

    ResponderEliminar
  30. Hola Daniel!!
    Lamentablemente suele suceder y creo que lo que más duele es que sea precisamente su amiga,quién se haya enamorado de él,quién le haya traicionado,pues pierde su confianza y el hombre,bueno imagino que nadó entre dos aguas hasta que se decantó por una.
    La imagen de las dos monedas enfrentadas por sus deseos es muy buena.
    Magnífico relato Daniel!!
    Un abrazo a tu corazón!!!!

    ResponderEliminar
  31. Qué triste que a veces el destino se interponga en la amistad. Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Hola querido Daniel, en primer lugar decirte que no te he abandonado, eso nunca, pero blogger a veces juega malas pasadas y no me dejaba comentarte, pero eso no me ha impedido leerte.
    Esta entrada es muy buena, porque nos damos cuenta que el amor es un sentimiento único por encima de todos los demás, a veces viene como se va, es de los más frágiles a la hora de mantenerlo, y también es uno de los sentimientos por los que somos capaces de hacer cualquier cosa y pasar por encima de lo que sea y de quien sea.
    Me ha gustado lo de la metáfora de las monedas cara a cara enfrentadas. Hay un dicho popular que apunta que hay que tener cuidado con lo que se desea, no vaya a ser que se cumpla....
    Un abrazo y mil besos.

    ResponderEliminar
  33. Mi querido escritor, hay algo que se impone en tus relatos con una urgencia atronadora, y es la importancia poética de los escenarios. Has narrado esa contienda (que seguro que todos hemos oído hablar de ella o incluso vivido) digo, que has referido a esa pugna por llevarse el amor como si de una antorcha se tratara, dos mujeres contraponiendo pues sus intereses,... hasta ahí todo bien pero hete aquí la maravilla de este sutil esbozo, y es que las monedas, cara contra cara, simulando las vidas de las protagonistas, quedaron vencidas a las aguas y al destino. Ahí está la pluma de mi escritor haciendo temblar el níquel. Es un placer leerte, sabes que te admiro, Daniel, amigo mío.

    Besos a la luz de tu corazón.

    ResponderEliminar
  34. Como escribes!!! me gusto la metafora de las dos monedas enfrentadas a un mismo destino pero con diferente final...siempre me voy con una sonrisa en los labios de tu blog Daniel, un deleite leerte...besos con mi ternura.

    ResponderEliminar
  35. El destino de estas monedas puede parecer no muy bueno, pero según se mire, se puede considerar que son las protagonistas de las ilusiones de quienes las han arrojado. Qué grande eres Daniel. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  36. siempre me pregunto, porqué si la amistad nos hace felices, y tanto, se halla tan poca porción en la vida
    .
    en todo caso, cultivo la amistad aún en los corazones áridos
    saludos para vos

    ResponderEliminar
  37. Me encantó el símil de las dos monedas en la fuente :)

    un abrazo Daniel

    ResponderEliminar

Déjame un comentario y sera la huella que me lleve hasta tu casa